20 de noviembre de 2006

El Cine de Ed Wood y Otros Churros

Ed Wood se quedó con la fama del peor director de cine de todos los tiempos. Esto se debe a que una revista, no sé cuál, sacó hace yo creo que un par de décadas una lista de las peores películas de la historia y “Plan 9 from Outer Space” obtuvo el “bottom 1.” Obviamente los editores de esta revista nunca vieron las películas mexicanas de Caperucita (María Gracia), Pulgarcito (Cesareo Quezadas), el lobo feroz (el Loco Valdés) y el zorrillito (el enano Santanón). O las de Juliancito. O las de Luis de Alba. O las de...

Plan 9 from Outer Space” es de esas películas que es buena por ser tan mala. Pero lo que la salva es que los involucrados en la realización de esta cinta lo hicieron con un montón de ganas y sorteando un montón de dificultades. Algunos ejemplos:

  • La estrella de la película, Bela Lugosi, se murió antes de que empezara la producción. Ed Wood, el director, había filmado a Bela Lugosi en un velorio y también oliendo una flor afuera de una casa. Alrededor de estas dos escenas construyó una película en la cual algunos extraterrestres revivían a los muertos.
  • El financiamiento venía de una iglesia bautista a la que asistía el casero de Ed Wood. Para obtener el dinero, Ed Wood y algunos de sus colaboradores tuvieron que ser bautizados. También tuvieron que cambiar el título de la película porque los bautistas consideraban una blasfemia el concepto de los ladrones de tumbas.
  • El quiropráctico de Ed Wood filmó el resto de las escenas que correspondían a Bela Lugosi. Para que el público no se diera cuenta de que era otra persona, el quiropráctico permaneción con una capa que le cubría como el 80% de su cara.
  • Ed Wood a fin de cuentas era un cineasta independiente. Tenía su visión y, hay que admitirlo, poco talento. Pero sus películas caen bien porque él está intentando ofrecer un producto entretenido para su público. Estas películas no molestan.

Ejemplos de películas que sí me molestan:

  • Vehículos para cantantes. Por ejemplo la peliculilla con Britney Spears y todas las películas que saca Disney para chavitas de secundaria. Estas cintas son viles productos hechos nomás para sacarles billetes a las chavitas. Los que dirigen y producen estas películas deberían sentirse avergonzados.
  • Los documentales falsos que claman ser documentales verdaderos. La cinta “What the Bleep Do We Know” dice ser un documental sobre física cuántica y sobre lo poco que conocemos nuestro mundo. Sin embargo es una película hecha por una “escuelita New Age” y los entrevistados, aunque dicen ser científicos reconocidos, no son más que charlatanes. Uno de ellos, por ejemplo, es un quiropráctico (otra vez). Otro estilo de cine que obedece a esta reglita es la serie mexicana “La Risa en Vacaciones” donde las bromas eran hechas a actores y no a gente que nomás iba pasando.
  • Películas “profundas” sobre gente pobre o pecadora que son aburridas y hechas con el presupuesto nacional. Ripstein ha hecho dos tres cintas decentes pero la mayoría de sus películas son de este tipo que menciono. Prostitutas y peladitos sufriendo. Cintas largas, tediosas y cuyo final ni el director lo entiende. Nomás son vistas en festivales y por un grupito de intelectualoides mexicanos que no pagan impuestos por considerarse artistas.
Y sí, las cintas de Ed Wood tienen errores de continuidad (el día se vuelve noche y otra vez día) y estaban hechas a la carrera (me divierte la escena donde Lugosi sale de la toma y se escucha que lo atropellan y lo matan pero su sombra sigue dentro de cuadro y lo muestra muy erguidito). Pero por lo menos él era fiel a su visión, no prostituía sus ideas.

Les recomiendo la cinta “Ed Wood” de Tim Burton. Después de eso, vayan y renten “Plan 9 from Outer Space” y véanla con amigos.

Nota: Este texto apareció originalmente aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario